LA TOJA, UN PARAÍSO VERDE Y AZUL

Las viviendas vacacionales de Villalia se encuentran en una tranquila urbanización en la exclusiva Isla de La Toja, ubicada en las Rías Baixas gallegas.

La mejor vía de acceso para esta privilegiada isla de fama mundial por las propiedades de sus aguas mineromedicinales es en coche a través de un puente del siglo XIX coronado por una balaustrada blanca, que ya se ha convertido en un símbolo de este turístico enclave y que une la localidad de O Grove con La Toja.

O Grove está bien comunicado mediante autobús con las principales ciudades gallegas, entre ellas Vigo y Santiago de Compostela, que cuentan con aeropuerto internacional.

Uno de los principales encantos de A Toxa es que reúne una amplia oferta de actividades deportivas y de ocio en poco más de un kilómetro cuadrado: golf, tratamientos balnearios, campo de tiro, casino, tiendas… y por supuesto la famosa gastronomía gallega.
Esta isla es el punto de partida perfecto para recorrer Galicia y descubrir su embrujo. A poco más de una hora de trayecto en coche o en autobús se encuentra Santiago de Compostela, cita ineludible por su Catedral, que es meta de peregrinación cristiana y su Casco Histórico que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Vigo es la ciudad industrial por excelencia de Galicia y también se encuentra a una hora de A Toxa. Desde esta localidad se pueden tomar los barcos que llevan a las Islas Cíes, declaradas Parque Natural e incluidas en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Allí se encuentra Rodas, elegida por el periódico británico The Guardian como «la mejor playa del mundo».
Otra hermosa isla a la que se puede acceder en barco desde A Toxa es la de Ons, cercana a O Grove y también parte del el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia.

Las Rías Baixas, además de por su marisco y sus playas, son conocidas también por dar nombre a una de las denominaciones de origen vitivinícolas más famosas de España, donde se elabora el vino albariño. Los aficionados al enoturismo encontrarán en las numerosas bodegas de la región otro aliciente para alojarse en la Isla de La Toja.